Luna de Miel ¿Qué es el amor? - Luna de Miel

¿Qué es el amor?

Qué tal preguntita, ¿No?. Súper simple y complicada a la vez, cada vez escuchamos y leemos diferentes definiciones, pero al final, cada uno lleva su relación de pareja como mejor les vaya, yo creo que cada pareja tiene un concepto diferente del amor, siempre teniendo como base el respeto, admiración y ¡Muchas risas!

Si vieron la película Historia de un Matrimonio en Netflix, recordarán la ya viralizada frase “No debería molestarte que me acostara con ella sino que me riera con ella” que es la oración que le grita Charlie (Adam Driver) a Nicole (Scarlett Johansson) en un momento de descarga emocional.

 

Y esa frase, te habla muchísimo del significado del amor. O de lo que al menos una pareja – sin darse cuenta a veces – busca en el amor.

 

El origen del Amor, está ¿En el cerebro o en el corazón?

 

Pues quizá esto no lo sabías, pero el sistema límbico en el cerebro, es el que regula el placer y displacer. Y cuando una persona se enamora, hasta 12 áreas del cerebro trabajan conjuntamente para liberar las sustancias químicas que inducen euforia, como la dopamina, la oxitocina, la vasopresina o la adrenalina.

Entonces es correcto decir que el amor tiene su origen en el cerebro y no en el corazón. Peeeero, nuestro corazoncito también está incluido en el proceso. Quiere decir que si en el cerebro se activan ciertos neurotransmisores, eso genera que nuestro corazón se acelere, algo semejante a lo que pasa cuando te asustas: el cerebro reacciona primero, detectando el peligro y a la vez, el corazón se acelera.

Este tema ha sido protagonista de muchos debates y discusiones, pero la conclusión es que el amor se inicia en el cerebro, pero se siente en el corazón. ¿Qué es lo que sentimos? Pues la taquicardia, sudoración, hormigueo…

 

El corazón recepciona todas las emociones, entonces cuando se sufre una decepción amorosa, automáticamente se generan sensaciones de tristeza o decaimiento.

 

Quizá quieras leer: Las parejas perfectas según el Zodiaco

 

Y el sexo, ¿También es cerebral?

Pues sí, lo es. El cerebro y el sistema nervioso son los que controlan el deseo sexual. Por eso es que lo visual atrae a ambos sexos y es por eso que los temas mentales pueden disminuir nuestro apetito sexual, cómo qué? Temas como la ansiedad, el estrés, el miedo… todo esto puede contribuir a un bloqueo sexual.

 

Ahora que sabes que todo depende de nuestro lindo cerebrito, hay que cuidarlo, mantenerlo con paz mental, para que capte todo el amor posible…

¿Qué opinas?