Luna de Miel ¿El Amor Engorda? Cómo mantenerse en línea ¡juntos! - Luna de Miel

¿El Amor Engorda? Cómo mantenerse en línea ¡juntos!

Créanme, estar enamorado ¡engorda! Y está demostrado. Además de salir más a comer, probar cosas nuevas, cocinar juntos en casa… hay otro tema importante. Y es que cuando ya estamos con una pareja estable, psicológicamente nos sentimos tranquilos, confiados y eso hace que sin querer, nos descuidemos un poco.

 

A quien no le gusta las noches interminables viendo series, películas en cama o en el sofá. O cambiar las noches de discoteca y bares por cenas más íntimas – pero con más calorías –.

Lee también: 3 restaurantes para comer rico y saludable en Lima

 

Darse un gusto, quedarse en casa, cocinar y comer juntos, todo está buenísimo… lo que no hay que hacer es acostumbrarnos a que sea constante o todos los fines de semana. Y equilibrar parte de esta rutina de pareja con una rutina de alimentación saludable y de actividad física.

Además sabemos que en Perú ¡todo se celebra comiendo! Y tiene sentido, teniendo una gastronomía tan rica, pero ¡hay que cuidarnos! Por eso, aquí te damos 3 tips nada complicados para adelgazar juntos:

 

  1. Planifiquen las comidas de la semana si viven juntos: la idea es comer fuera el menos tiempo posible para comer más saludable. Si viven juntos y ambos trabajan, traten de por lo menos 3 días a la semana, preparar snacks y almuerzos saludables para llevar al trabajo. Para que cuando cenen por la noche, puedan darse un gustito.  

    También te puede interesar: 3 restaurantes saludables para un almuerzo de a dos

  2. Hagan un plan de ejercicio juntos: salgan a caminar o a correr. Si les gusta el gimnasio, inscríbanse juntos. Hagan algún reto divertido entre ustedes para bajar medidas o peso. Organicen que las salidas sean lugares para caminar, como una ruta de galerías o ir caminando a tomar un café. Luego del cine salir a caminar cerca. Si tienen mascota, llévenla a pasear por rutas más largas. Hay varias opciones que no necesariamente implican hacer una rutina de ejercicios “reglamentaria”.

     

  3. Saber elegir calidad y cantidad: por ejemplo, si suelen salir a comer fuera seguido, opten también por incluir en su lista, opciones de restaurantes saludables. Y cuando consuman en restaurantes de altas calorías, no se excedan al pedir, seguro que todo es rico, pero ¡no tienen que probarlo todo!  En cuanto al alcohol, lo mejor es reducir la cantidad, pues esas son calorías que se convierten en grasa y se mantienen en el cuerpo por mucho tiempo. Lo mejor es tomar cócteles que no sean muy elaborados o con muchas mezclas.

Solo es cuestión de ponerse de acuerdo y tener fuerza de voluntad… ¿cuándo empiezan?

 

 

 

¿Qué opinas?