¿Qué es el nesting y por qué las parejas lo adoran hoy en día?

Descubre la última tendencia de quedarse en casa a pasar el rato.

El nesting no se inventó este año y tampoco es una creación del siglo XXI.

La palabra que hace honor a las personas que buscan la diversión a puertas cerradas y desde la comodidad de su hogar, es un término creado por la consultora de marketing y tendencias Faith Popcorn. Allá por los años ochenta, en Nueva York, Popcorn empleó por primera vez el término cocooning, con la intención de describir a los individuos que pasaban más tiempo en su hogar que socializando en el exterior.

Hoy en día, el nesting se apodera del radar de las tendencias. Y esta vez, a diferencia de lo explicado por Poporn años atrás, las personas no desean dejar de sociabilizar, sino aprovechar su tiempo libre sin la necesidad de poner un pie fuera de casa.

No es una novedad que esto se relacione directamente con el incremento del streaming en los hogares. Según el diario Gestión, en el primer trimestre del 2017, Netflix se convirtió en “en la líder del mercado con un 75% de penetración frente al 53% que tiene YouTube”. Y es que las personas cada vez optan por actividades más hogareñas como la cocina, la decoración de interiores, o, incluso, el disfrutar de todas las temporadas de su serie favorita un fin de semana.

A pesar de que varios psicólogos coinciden en que el nesting está relacionado con la búsqueda estar lejos de la vorágine exterior y emprender una búsqueda de autoconocimiento; lo cierto es que el nesting no solo se vive de manera independiente, sino también es una actividad muy común en las parejas.

Amor por el nesting

Si realizas una encuesta a las parejas más cercanas que conozcas, y les preguntas si preferirían quedarse viendo su serie favorita un viernes por la noche o salir a una discoteca, seguro obtendrás más de una respuesta que se incline por la primera opción.

Según Lisa White, directora del departamento de Lifestyle & Interiors de la consultoría internacional WGSN, para el diario El País: “nuestras vidas están tan ocupadas, y el mundo a veces puede parecer tan espantoso por las preocupaciones económicas, políticas y ecológicas, que la casa se está volviendo un lugar donde realmente podemos relajarnos, un antídoto. Y permanecerá así muchos años”.

Lo señalado por la experta no podría ser más cierto y las parejas del siglo XXI ya lo saben. Las actividades hogareñas no solo fortalecen los vínculos de las parejas sino que también les permite entretenerse con otros planes: ver una película en Netflix, empezar una serie por internet, preparar una cena casera, jugar un juego de mesa, etc. ¡El nesting es la nueva diversión!

¿Consideras que tu pareja es fanática del nesting?, ¿ya habías oído hablar de esta nueva tendencia?

 

¿Qué opinas?