Hasta que se dieron el sí Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo.

La boda ha estado rodeada de discreción por pedido de los esposos que querían tener una boda con sus más íntitmos. Tanto así que pusieron en la invitación que por favor nada de fotos ni con los celulares para colgar en las redes sociales. Y los gran ausentes fueron los miembros de otras casas reales europeas… simplemente porque querían una boda con sus amigos de siempre y familiares más cercanos. Pero quien no pudo faltar el el inseparable Daphne, el perrito bajo con ellos las escaleras del Palacio Principesco luego de contraer matrimonio.

 

¿QUIERES TODOS LOS DETALLES? Aquí te los damos en Luna de Miel…

 

La boda reunió a la “pandilla de jóvenes jet setters”

 

Andrea llegó en el jeep militar de su abuelo, el Príncipe Rainero III, manejado por su hermano Pierre Casiraghi.

 

El trago de mayor éxito fue la “cerveza monegasca”.

 

Estaba en el evento Julio Mario, un famos DJ que organiza fiestas y eventos en NY, Londres, París, Ibiza. Con su largo bigote hipster posaba junto a las damas de honor vestidas de Dolce & Gabbana yValentino.

 

Al almuerzo después del matrimonio, acudieron unas 400 personas. Cuando termino el evento todos se fueron felices, como cinco de sus amigos que se subieron en un convertible y desnudaron al conductor que se quedó en calzoncillos, con una toalla en la cintura.

 

La fiesta en la noche fue en el Sporting de Invierno de Montecarlo, el buffette caribeño luego se convirtió en una pista de baile de rock, pop y soul hasta el amanecer.

¿Y EL JET SET MUNDIAL?… ¡PRESENTE!

Nombremos algunos… Margherita Missoni, el Príncipe Alberto y la Princesa Charlene, la Princesa Carolina de Mónaco, Carlota y Pierre Casiraghi, la Princesa Estefanía de Mónaco, el diseñador Karl Lagerfeld, la mítica cantante Grace Jones…

¡AHORA SOLO QUEDA ESPERAR MÁS FOTOS!

¿Qué opinas?