6 consejos prácticos para ir de compras

Ofertas, cambios de temporada, cambios de estación o placer inmediato: las mujeres buscan siempre una excusa válida para ir de compras sin saber –en algunos casos– lo que realmente necesitan. En muchas ocasiones las compras se hacen con la ilusión implícita de satisfacer un apetito por zapatos, carteras, ropa y accesorios nuevos.

Sin embargo, también hay otras razones importantes por las cuales las mujeres realizan compras. Y no todas buscan saciar un armario. Según Bridget Brennan – pionera en marketing y ventas dirigidas a mujeres –, el público femenino carga con la responsabilidad de los cuidados primarios de la familia: maridos, parejas, niños, compañeros, amigos, parientes, padres ancianos, suegros, es decir, las mujeres compran en nombre de todos los demás en su vida.

Si ahondamos más podríamos afirmar que “ir de shopping” va más allá de satisfacer un placer inmediato. En ese caso, ¿cómo hacer compras que realmente valgan la pena? ¡Sigue los siguientes consejos!

  1. Zapatos cómodos:

    Muchas mujeres prefieren ir de compras con tacones. Lo que ellas no tienen en cuenta es que recorrer un centro comercial –si es que realmente vas en búsqueda de ofertas– puede ser bastante agotador. Intenta ir con zapatos casuales, de preferencia cómodos, y no olvides llevar un par de medias si tu elección será ir a comprar zapatillas.

  2. Ropa sin complicaciones:

    Ir a comprar puede ser más sencillo con un vestido: si vas a probarte un pantalón no necesitas sacártelo. Además, muchas mujeres no se prueban las prendas que van a comprar por la dificultad que les da cambiarse y esto podría ocasionar una mala compra. ¡Y para no olvidar! No vayas de compras con una gran cartera. Menos es más al momento de movilizarte en una tienda o un centro comercial.

  3. Calidad no cantidad:

    Las ofertas pueden volver loca a cualquier persona y, en esos momentos, la calma es lo único que podrá salvar la situación. Si piensas en comprar algo sólo porque está en oferta, quizás nunca te lo llegues a poner. Es mejor comprar una cosa que valga la pena a comprar grandes cantidades que realmente no necesitas.

  4. Buenas elecciones:

    Si realmente dispones del tiempo necesario para hacer buenas compras: no compres lo primero que veas. Muchas veces lo mejor puede venir después y depende de ti encontrar lo que realmente estás buscando.

  5. ¡Investiga!

    Nunca está de más investigar una marca -o tienda- de un centro comercial. En muchas ocasiones, el tiempo se queda corto para recorrer todas las tiendas. Hoy en día la gran mayoría de marcas cuentan con una pagina en Facebook donde puedes ver los productos e incluso las promociones.

  6. Haz una salida especial:

    Ir de compras con amigas puede ser muy reconfortante, ellas podrán aconsejarte a elegir la prenda indicada. Y no sólo eso, pueden ponerse de acuerdo para realizar un break entre compras e ir a tomar un café en el centro comercial.

 

¿Qué opinas?